Visitar Palencia

Tu guía de recursos turísticos de Palencia

Museo de Arte Contemporáneo Fundación Díaz-Caneja

Dirección Lope de Vega, 2, 34001, Palencia

Teléfono 979 747 392

Email

Web http://www.diaz-caneja.org/

Info

Díaz-Caneja es un pintor palentino relacionado con la vanguardia artística española del primer tercio del s. XX. Tiene influencias de Matisse y Braque.

El edificio, originariamente destinado a Casa de Cultura de la ciudad, ha sido remodelado con objeto de acoger y exponer las obras de la Fundación Diaz Caneja. Edificio construido en los años sesenta, según proyecto del arquitecto Luis Gutiérrez Gallego y de estilo funcionalista y muy conocido en Palencia como edificio publico, se decidió su adaptación por formar también parte del patrimonio edificio de la ciudad, y porque dada su versatilidad se podía adaptar sin grandes dificultades a la nueva función de museo.

Dispone el edificio de toda la tecnología actual, de control y vigilancia, tanto de seguridad, como de prevención de incendios, así como de control de ambiente mediante climatización en la totalidad de edificio.

La modificación de la imagen del edificio se propuso, como condición necesaria, que lo dotase de un carácter de museo y que asociase la nueva imagen a la institución que iba a cobijar: La Fundación Díaz-Caneja. Para lograr este objetivo se emprendieron una serie de actuaciones que convirtieron un edificio eminentemente cerrado, como era en parte por su función de archivo, en un edificio muy abierto y acristalado, que prolongase el interior al exterior. Además se modificaron los diseños de los accesos, enfatizándolos, y se articuló el conjunto en torno a la torre de los mástiles, que operaría como referencia del edificio y de su carácter público en institucional. El resultado ha sido la permanencia de un edificio, que a través de la manipulación de su imagen, se ha convertido en otro distinto, que sobre el anterior se soporta.

Obra

Podríamos calificar la pintura de Díaz Caneja como la de un postcubísta, que se deja arrebatar por el poder del color. Tras la Guerra Civil los cuadros de Caneja son básicamente paisajes castellanos, en los que se mantuvo siempre en un punto equilibrado entre el análisis compositivo y el colorismo sin caer en la descripción.

En cuanto a la elección de su temática dice el pintor que "yo, como otros muchos, me fui al paisaje, al campo. Era un forma de escapar de la censura (...) Es posible que si no hubiera habido guerra mi pintura hubiera seguido otros derroteros, por lo que se refiere a los temas, se entiende". Este tema, junto con el bodegón, pervivirá hasta el final de su obra.

En los primeros años, su obra presenta una fragmentación geométrica en combinación con un colorido apagado en que dominaban los marrones y tierras, muy en línea con las propuestas del Cubismo Analítico. A la luz de este influjo del cubismo hay que analizar obras como Fabrica (1929) o Composición (1930).

Esta forma de hacer fue progresivamente sustituida por unas manchas de color, más o menos fragmentadas, que se iban enriqueciendo con diversas tonalidades y matices, fibras como Tierras (1962) o Pueblo (1974) son un ejemplo de ello.

La creación de tonalidades propias hace que sus obras ofrezcan una imagen mucho más rica y sensual del paisaje castellano de lo que es habitual. apartándose así de la imagen tópica de aridez v dureza creada a partir de la generación del 98. Pinturas como Tierras Amarillas (1976), Dos manzanas (1950) o Tierra azul (1982), muestran esa riqueza de color que Caneja ve en el paisaje de Castilla en la cual encuentra 'todos los violetas, todos los malvas, todos los colores que quieras".

La dirección y fuerza de la pincelada evoluciona junto con el color y los tonos que, en una conjunción y evolución ejemplar, desembocan prácticamente en la abstracción en la última etapa de la obra del pintor. aunque los títulos nos indican que Caneja sigue tomando como referencia última lo que ha sido su tema más querido: el paisaje de Castilla. Un buen ejemplo de esta etapa son dos pinturas tituladas Tierra roja y Mancha negra, realizadas ambas en el año 1987, el año anterior a la muerte del pintor.

Desde 1954 en que recibe la tercera medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes, la obra de Caneja tendrá un reconocimiento en el contexto del arte español y universas. En 1958 se le concede el Premio Nacional de Pintura y años mas tarde, en 1984, la Junta de Castilla y León le concede la medalla de oro de Bellas Artes.

Museo de Arte Contemporáneo Fundación Díaz-Caneja Museo de Arte Contemporáneo Fundación Díaz-Caneja. El Farol Museo de Arte Contemporáneo Fundación Díaz-Caneja. Fábrica Museo de Arte Contemporáneo Fundación Díaz-Caneja. Iban a comunicar
Logo Itour

Guía de recursos turísticos de Palencia
Desarrollado con iTour