Visitar Palencia

Tu guía de recursos turísticos de Palencia

Iglesia de San Juan

Dirección C/ Ermita, 34200, Baños de Cerrato

Teléfono

Email

Web

Info

La iglesia de San Juan de Baños se trata de un edificio visigodo que se ubica en la localidad de Baños de Cerrato, una localidad del municipio de Venta de Baños en la provincia de Palencia.

Esta iglesia, situada en una zona muy rica en hallazgos romanos y visigodos, es el perfecto eslabón entre las iglesias cruciformes posteriores y toda la arquitectura visigoda anterior pues, aunque por su forma de construcción se podría incluir ya entre las primeras, su planta original tiene mucha más relación con todas las iglesias del siglo VI y principios del VII, en las que se observa una continua modificación en la forma de las cabeceras con la aparición de distintos tipos de seudocruceros añadidos a las plantas basilicales.

Además, es la única de cuya datación no tenemos ninguna duda, pues se conserva una inscripción situada sobre el arco triunfal, que demuestra su fundación por el rey Recesvinto el 3 de enero del año 661. Dicha inscripción, escrita en un latín no muy puro, fue traducida por el padre Fita en los siguientes términos:

"Precursor del Señor, mártir, bautista Juan, posee en eterno don esta basílica, para ti construida; la cual devoto yo, Recesvinto Rey, yo mismo amador de tu nombre, te he dedicado, erigiéndola y datándola a expensas mías y dentro del territorio de mi propia heredad en la era 699, año décimo después de aquel en que se contaba el décimo de mi padre Chindasvinto y el tercero de mi glorioso correinado".

Se observa que habla del año 699, pero es de la era hispánica, que trasladado al calendario actual, es el 661.

Según esto, y apoyado por su dedicación a S. Juan Bautista, y a la existencia a pocos metros de esta iglesia de una fuente de la misma época que ha dado origen al nombre de la villa, parece verosímil la antigua tradición de que fue construida por dicho monarca visigodo en agradecimiento a San Juan Bautista por su curación en esa fuente a la vuelta de alguna campaña contra los pueblos del norte de la península.

Este es el único edificio que nos queda del antiguo conjunto monacal, y por desgracia, ha sufrido numerosas variaciones y reconstrucciones durante su larga vida. A pesar de todo, el conjunto sigue manteniendo una armonía y un equilibrio admirable.

Las excavaciones efectuadas entre 1956 y 1963 han permitido conocer que su forma original era la de un cuadrado de unos once metros de lado al que se añadían un pórtico, la capilla central de la cabecera y los dos extremos del transepto con otras dos capillas laterales en la cabecera separadas de la central, lo que le confiere una estructura de gran originalidad.

Descripción del edificio

El templo de San Juan de Baños, llegado a nuestros días en bastante buen estado, conserva buena parte de su estructura visigótica, aunque, como veremos a continuación, con algunas modificaciones que, a finales del gótico, alteraron sustancialmente su planimetría original sobre todo en la zona de la cabecera.

Construida a base de grandes sillares perfectamente labrados y aparejados a hueso (sin argamasa), la iglesia presenta en la actualidad, tras un pórtico o nártex abovedado a los pies, una planta ligeramente trapezoidal que va ensanchándose a medida que se aproxima a la zona presbiteral.

El cuerpo del templo se estructura en tres naves -la central más alta y ancha- separadas por arcos de ligera herradura apeados sobre ocho columnas romanas que, en número de cuatro a cada lado, quedan coronadas por diferentes capiteles entre los que encontramos tanto romanos reaprovechados como de factura visigótica.

Cubierta en la actualidad mediante una techumbre de madera a dos aguas añadida en época moderna, remata directamente el cuerpo de naves en una estructura de tres ábsides de testero recto, de los cuales, sólo el central, cubierto con bóveda de cañón, pertenece a su construcción original; siendo los dos colaterales de época tardogótica y presentando los abovedamientos de crucería nervada típicos del momento.

La portada de acceso al templo, situada en el cuerpo avanzado a modo de pórtico o nártex a los pies, se compone de un vano de ligera herradura sobrepasada un tercio de la longitud del radio, quedando perfilado por un arco dovelado en cuya clave fue tallada una cruz patada que, en cierta manera, recuerda en su forma a las cruces votivas típicas de los tesoros que enriquecían el interior de las iglesias visigóticas.

La iluminación interior de naves y cabecera se consigue mediante distintos vanos distribuidos por todo el conjunto. Además de varias aspilleras, merecen ser destacados tres ventanales de idéntica morfología en herradura que el vano de ingreso, quedando además enriquecidos con finísimas celosías de tracería.

Con respecto a la decoración de los muros interiores se puede observar una banda esculpida a bisel, que rodea todo el perímetros de la nave central, sobre las ventanas superiores, casi a la altura de la cubierta, que representa círculos secantes repetitivos. En este friso, y sobre el arco triunfal, aparecen dos modillones que hacen pareja con otros dos inferiores y que "sujetan" la placa conmemorativa ya comentada. Aparecen en su parte inferior ruedas con "rádios curvos" a bisel, en sus frontales semicirculos "aconchados" y lateralmente cabezas de águilas.

Iglesia San Juan Iglesia San Juan Iglesia San Juan Iglesia San Juan Iglesia San Juan Iglesia San Juan Iglesia San Juan
Logo Itour

Guía de recursos turísticos de Palencia
Desarrollado con iTour